Usted está aquí

Los gastos para montar un bar y analizar su rentabilidad

Vivimos en un país de bares, de eso no hay ninguna duda. Según los datos del INE presentados en diciembre de 2019, al cierre de 2018 había 183.306 bares abiertos, lo que supone el tipo de establecimiento principal en el sector de la restauración. Y es que, ¿quién no ha pensado nunca en montar un bar?

Posiblemente, los que no lo han pensado debidamente, forman parte de los que año tras año desde 2011 engrosan la cifra de bares cerrados. Abrir un bar no es sencillo, requiere mucha dedicación y sobre todo, una muy buena planificación de gastos tanto a la hora de montarlo como a la hora de mantenerlo. Deberás tener presente tanto los gastos previos de tramitación, como los de reforma y equipamiento con mobiliario de bar y los costes de explotación.

Por eso en este artículo vamos a tratar de orientarte en lo que al presupuesto se refiere.

gastos para montar un bar - barra

Inversión inicial

Para empezar y partir de una base, en el sector se establece que la inversión inicial a la hora de montar un bar se mueve en unos baremos de entre 1000€ y 2000€ por metro cuadrado en una reforma. Pero, como todo, esto es muy relativo y depende de muchos factores que vas a tener que considerar.

 

Ubicación 

¿Dónde va a estar tu bar? Este es sin duda uno de los condicionantes fundamentales de los gastos que vas a tener para montar tu bar. No es lo mismo montar un bar en una zona turística con mucho tránsito y fácil acceso que en una zona aislada. Como tampoco es lo mismo tener un bar en una zona de alto poder adquisitivo con un tipo de consumidor muy orientado al gasto que en una zona familiar de renta media o en una zona deprimida.

En todos los casos, puedes conseguir que tu bar tenga éxito, según el modelo de negocio que vayas a plantear. Pero sin duda, el precio de alquiler del establecimiento no será el mismo. Recuerda que, si tienes que realizar obras, puedes pedir al propietario del local un tiempo de carencia a negociar.

Eso sí, antes que nada, necesitarás verificar en el Ayuntamiento que no existen limitaciones en la ubicación que deseas. Por ejemplo, que no se trate de una zona considerada con exceso de bares, con limitación de horarios, etc.

 

Traspaso

Si el local que eliges ya estaba funcionando como un bar, deberás pagar las tasas correspondientes al cambio de titularidad.

Por el contrario, si era un local cerrado deberás tramitar la licencia de apertura en el Ayuntamiento de tu localidad para acreditar que tu local cumple con las condiciones óptimas de seguridad y medio ambiente. Para ello, necesitarás contratar un ingeniero que elabore un proyecto de licencia urbanística. Puedes negociar con él o ella el importe de forma previa.

En este sentido, puede serte de utilidad nuestro artículo sobre cómo abrir un bar, donde detallamos los trámites que hay que seguir, los permisos y documentación necesaria y las ayudas con las que puedes contar.

 

Licencia de obra

Si el local no está acondicionado para ejercer la actividad, vas a necesitar una licencia nueva y hacer las obras pertinentes, lo que requiere pagar un importe en concepto de licencia de obra al ayuntamiento.

gastos para montar un bar - mesas

 

Darse de alta en autónomos

Para darse de alta como trabajador autónomo se establece una cantidad fija mensual de 250 euros como máximo. Es decir, actualmente cuentas con descuentos por altas nuevas que te permiten pagar 50 euros los primeros 6 meses e ir incrementando la cuota de forma progresiva hasta estos 250 euros.

 

Obras de acondicionamiento 

Según las condiciones del local o lo que tengas en mente, los costes de reforma pueden ser muy variables: fontanería, barra, suelos, baños, alicatado, tabiques…

Si tu local ya está acondicionado a la normativa (extracción individual hasta el tejado, número mínimo de baños según aforo, medidas mínimas de los baños, altura mínima del local…) puedes llevar a cabo una reforma más básica. Es decir, que consista simplemente en pintar el local, cambiar la barra, etc.

En caso contrario puedes necesitar una reforma más amplia y estructural, como tirar o levantar tabiques, reformar los aseos, etc.

Deberás tener en cuenta, también, los costes de insonorización, según el tipo de bar que tengas pensado abrir.

 

Equipamiento con mobiliario de hosteleria 

Un bar no es un bar sin equipamiento. Por lo que, una vez tengas claro qué tipo de bar quieres montar y como lo vas a decorar, habrá llegado el momento de pensar en el mobiliario de hosteleria.

gastos para montar un bar - equipamiento

Debes tener claro el aforo y el número de clientes que puedes esperar, contando la barra, para establecer el número de mesas de hostelería necesarias y sus correspondientes sillas. El coste que esto supone, de nuevo, puede ser muy variable, según la calidad de los materiales del mobiliario.

En el equipamiento, claro está, debes considerar también los platos, la cubertería y todo lo necesario para la barra (cafetera, hielo, grifo de cerveza, lavavajillas, botelleros, etc). Por último, en caso de contar con cocina, toda la maquinaria esencial para ofrecer un buen servicio. Desde el horno y los fogones hasta la campana extractora o los fregaderos.

 

Gastos fijos y gastos variables 

Una vez has realizado todo lo anterior y el bar ya está en funcionamiento, existen una serie de gastos fijos y variables.

  • Los gastos fijos son los que deberás asumir mensualmente sin excepción, como el alquiler, los salarios del personal, el consumo de agua o de luz, las tasas por el uso de espacio público si cuentas con terraza, así como el coste de amortización de instalaciones.
  • Lo gastos variables son aquellos que dependen de las necesidades de materia prima y del número de personal. En este apartado podemos incluir los gastos por mercancías, que suelen suponer entre el 30 y 40% de la facturación.

 

Conclusión

A la hora de abrir un bar, debes hacerte muchas preguntas: ¿Qué tipo de bar quiero abrir? ¿Dónde lo quiero abrir? ¿De qué tamaño es mi bar? ¿El local está acondicionado para ejercer la actividad? ¿Qué obras necesito hacer? ¿De qué recursos dispongo? ¿Qué inversión inicial necesito? ¿Qué tipo de mobiliario necesito? ¿Qué facturación mínima necesito por día para que me resulte rentable a final de mes?

En base a ello, deberás establecer un plan de negocio que te permita establecer si el bar que tienes en mente es viable o no y así poder pagar todas las facturas.

 

 

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Noticias relacionadas

15 Abr

Los gastos para montar un bar son diversos y hay que conocerlos bien para que tu negocio sea rentable. Si estás pensando en abrir un bar, ten presente lo que te contamos en este artículo. 

Nuestra filosofía

"En hostelería no puedes jugártela con muebles baratos porque tus clientes lo notan y te lo hacen pagar caro. Un buen diseño del negocio y un sitio donde se sientan cómodos, ayuda a ganar clientes, está comprobado."

¿Quieres que hablemos?

¿No encuentras algún mueble en concreto? ¿Quieres un descuento para grandes volúmenes? ¿Tienes dudas sobre medidas, materiales...? ¡Podemos ayudarte!

CONTACTA AHORA

Llama gratis al 900 525 258